2006-10-11

Universeando

Hola, hoy estoy muuuuuy cansada... Me levante temprano (bah, eso fue ayer, según la hora local) y marché rumbo a Ravenna a entrevistarme con un tipo de la Universidad de Bologna con el que nos escribimos un par de mensajes, a partir de un contacto de otro personaje heredado del gran Eran ud Aneran (que, entre parentesis, salio publicado en Venecia!). Resulta que el tipo en cuestión es un gran iranista, profe del doctorado en estudios de Eurasia y Bizancio que me interesa y capo del departamento de conservación de bienes culturales, presi de la sociedad de iranistas europeos. Un vero capo.

Alla fuí, en bicicleta hasta el tren (3km), saliendo de casa como a las 7:45. Pasaje a Ravenna ida y vuelta y para la bici (paga un ticket de 3,50€ valido por 24 horas, se puede volver con el mismo billete), casi 13€. Tren Fano-Rimini Rimini-Ravenna, combinación, 35 minutos... Lo peor, los sottopassaggios!!! Para llegar a cada anden hay que pasar el tunel, y volver a subir, lo mismo en las combinaciones, donde el otro tren siempre pasa por otro anden, con sus respectivas escaleras. Todo esto muy atlético, con la bici a upa. Y La Mulatona pesa!!! Las puertas de los vagones para bicicletas se cierran solas, y estan diseñadas para bicicletas de niño, pero sin rueditas, porque no pasan. Los malabarismos pueden imaginarlos, tratando de mantener las puertas corredizas abiertas y pasar la bicicleta al mismo tiempo, subiendo dos escalones... Un papelón. Parecían escenas de La Pantera Rosa. No se como no se les ocurrió!

Llegue a Ravenna a las 10:30am aproximadamente, di una pequeña passeggiata, con un cafe y un panino, y finalmente encontré la via degli Ariani, un lugar muy apto para un curso de Iranística, jeje...

Cerca de las 11 me encontré con un profesor muy amable que me dijo de entrada que el curso tenía una fuerte carga lingüística (lo temía!), y que si no sabía persa antiguo y avéstico, griego y latín, no iba a poder entrar (!?!?!). Sin embargo, está dando un curso, recién comenzado, van por la séptima lección o cosa por el estilo, de persa antiguo, el de las inscripciones de Darío y los sátrapas de sus sucesores. Como la universidad es pública, y el curso tiene un solo alumno regular, allí me colé, y de 4 a 6pm tuve clase de persa.

Claro que entre el mediodía y las 4pm algo tenía que hacer. Muy gentilmente me imprimieron las primeras lecciones del curso, rapiñado del website de la Universidad de Harvard. Y allá fui, muy contenta, a recorrer el centro de Ravenna hasta encontrar un banco al sol donde ponerme al día con el cuneiforme. Nada fácil, es como descifrar huellas de pájaros! Por suerte, conozco (en versión trasliterada y traducida) el texto de las inscripciones, y muchas me resultaban al menos familiares, otras son fórmulas típicas (Yo soy Darío, el Gran Rey, Rey de Reyes, blahblahblah...), así que al menos no tendré que lidiar con palabras absurdas como berenjena, motor de arranque, caudal del río amarillo, y otras conjugaciones imposibles de las lenguas extranjeras. Claro que después de este curso viene el de avéstico, con todas sus complicaciones teológicas, y ahi agarrate catalina!

Agotada mentalmente después de mis primeras 2 horas de clase en italiano, y una serie de preciosas conversaciones técnicas sobre los vericuetos administrativos de la admisión universitaria, tenidas con la muchachada mientras fumábamos un pucho en la terraza (nosotros, de incógnito, aunque después lo vi al profe fumándose terrible habano en la ventana... no sé como no lo ducha el sistema anti-incendios!!!), atrapé el tren de vuelta a las 18:30 y llegué a Fano (con retardo), a pedalear de vuelta a casa. Repartí muchas tarjetas y descubrí con placer que la fama de Transoxiana me precede, y yo acá, como el conejo, pisándole los talones a la coneja...

Mañana vuelvo, porque siguen las clases. Creo que la de mañana va a ser particular, porque el compañero (cuyo nombre aun no he aprendido, pero lo aprenderé en cuanto tengamos clases los sábados a la mañana, auch! y le garronee un metro cuadrado para tirar la bolsa de dormir!) ya avisó que no va. Me va a venir bien un repaso rápido de las primeras lecciones antes de meterme de cabeza en las traducciones.

Pensando en los bonitos mosaicos y otras antigüedades locales, llevé la cámara de fotos, para mandarles alguna postal desde esta bonita ciudad. Obvio, se quedó sin pilas. Mañana intentaré de nuevo...

Besos desde Fanum Fortunae,

Pao

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home