2007-01-23

Back in Baires

Hola, estoy de vuelta en Buenos Aires, en el calor del tormentoso verano porteño.

El viaje fue infernalmente largo, con demoras en los trenes, noche en el Aeropuerto de Roma con mucho ruido y un conogol. Por suerte llevaba comida y agua en abundancia...

El Eurostar, un lujo! Vale con creces los 10€ adicionales! Por supuesto, si te sirve el horario, porque pasa 2 veces por día, y llega una hora más tarde de lo previsto, al menos!

El Leonardo Express, de Roma Termini a Fiumicino por fin tiene anden fijo. Sigue siendo demasiado alto para cargar las valijas, pero bueh... Agarré uno de los últimos y viaje casi sola (al menos sola en el vagon, bah con 2 polis que atacaron el compartimento privado de adelante, el resto del vagón para mí. Último pucho antes de bajar en el aeropuerto, en orsai!

La noche en el aeropuerto, un garrón! Pero mucho mejor que la solución de Trenitalia de pasar la noche en Roma Tiburtina y tomar el primer tren de la mañana!

El vuelo de Madrid a Buenos Aires, de día, se hizo un chicle! Y compartí la fila de 2 con un alemán que sólo hablaba alemán y portaba un diccionario electrónico muy simpático, alemán, con el que no lograba hacerse entender muy bien. Simpático compañero de viaje, de todos modos.

En el aeropuerto me recibieron amigos y amores y me instalé con Sofi en casa de mi madre, llena de amor y verdor :)

Mi viejo, dejando de pelear contra la enfermedad, y dandole pasta a la batalla contra el dolor. El fisico, el que se trata con drogas. Para el otro, no hay nada mas que hablar... mas que hablar más.

Finalmente, el viernes a la mañana, llamaron de Google para hacerme la entrevista. Creo que estuvo bien :)

Quedaron en comunicarse en los próximos 3 días.

Y mejor que aparezca algo rápido, o vuelvo a la pobreza :P

Aca, reencontrándome con mi gente, festejando el estar juntos.

A los que quedaron del otro lado del Gran Charco, los extraño. El Dario pasó un casting para una peli, me han chusmeado. La última fiesta del Caffè fue alucinante (literalmente), por lo que cuentan. Que cuenten mas! Y manden fotos!

Extraño un poco el invierno, y me perdí y me salvé de la tormenta por un pelo. Finalmente nevó en Suecia, y yo aca, derritiéndome, viendo como se acortan los días y deseando volver a ver como se alargan.

El sábado, con el Chapa, Sofi, Caro y Sil, nos deleitamos con una vaca asada regada con vino tinto, ah! quanto mi mancava la muca... y los asados del Chapa, maestro asador!!!

Point-to-point kisses (PPKs) para todas, todos,

Pao

Etiquetas: , , , , ,

2007-01-16

Packing

Cambie mi pasaje para visitar a mi viejo. En 3 horas salgo para Buenos Aires. Tomo el Eurostar de las 17:20 a Roma y llego a Fiumicino cerca de las 23. Paso allí la noche y a las 8 me embarco para Madrid y de allí, a las 12:30, rumbo a Buenos Aires, a donde llegaré cerca de las 20:30 (23:30 hora central europea), agotada, probablemente... Jet-lagged por el cambio de horario, el cambio de hemisferio y el cambio de estación. Bye bye invierno, hola verano porteño!

En las 3 horas que me quedan, tengo que terminar de empacar y recibir una llamada de Google Dublin para una entrevista telefónica por un posible trabajo. Me tomaron un e-xamen (prueba electrónica) la semana pasada y me fue bien, parece :)

Mi valija parece pesar 200Kg. Espero que los muchachos de Iberia se comporten y me dejen pasar con toda la carga sin gastos extras. Llevo 2 camperas adicionales, un par de borceguíes "nuevos", y como 10Kg de papel en distintos formatos! Desde folletos hasta diccionarios, pasando por los libros de chino que pasearon vanamente por Italia.

A los que se quedan, los extrañaré. A los que están allá los reencontraré prontísimo, vaca de por medio, que extraño tanto...

Anoche tuve fiesta sorpresa de despedida en el bar y todas las princesas de Fano, y algunos de los príncipes, se apersonaron a darme los últimos adioses del invierno. Y ahora, claro, estoy con una resaca espantosa...

Besos y abrazos para todos,

Pao

Etiquetas:

2007-01-14

Festa del Nino

Anoche, sábado, Matteo me sacó a pasear y me llevó a la Festa del Nino (cerdo) en Sant’Andrea di Suasa (PU), como a 40 minutos de Fano, que con la niebla espantosa que había nos tomó una hora larga llegar.

Llegamos y comimos un menú obviamente basado en cerdo, antipasto, primo y secondo, cerdo, cerdo, cerdo... con porotos, con verduras, con ensalada... de cerdo! Ñami!!!

Mientras, unos personajes personajísimos tocaban el acordeón y bailaban, y cantaban canciones tradicionales y encantaban a las damas con versos improvisados, cual trovadores de antaño. Poco más tarde conversé con los trovadores y me alegró saber que en los últimos 10 años esta costumbre musical se ha ido recuperando y son cada vez más los y las jóvenes que se dedican a aprender estas artes antiguas.


[Pino y Giulia]

Después de cenar, entramos a la ciudadela, donde había muchos puestos que vendían diversos productos basados en... cerdo! Y tambien vinos, incluyendo un vin brulé al que le dimos masa, dulces (castagnas al ciocolatto, ñami again!), etc. A esa altura de la noche portábamos una tranca de colores, especialmente yo, que no tenía que manejar de regreso con la niebla ;)


[Casino en la città]

Fue divertido ver como preparaban el famoso vin brulé, en una marmita que parecía venida de la casa del propio Panoramix:



Mientras, cantaban y tocaban sus acordeones y todos bailamos, hasta yo!!!

Y teminamos la noche en la cantina del pueblo, siguiendo a los músicos, donde se bailó y se escuchó música hasta que lo previsible sucedió:



Las fuerzas del orden irrumpieron en el local, nos despacharon con poco humor (mientras yo convencía al yuta de que ya había borrado la foto que le había sacado...). En todas partes se cuecen habas, como he dicho anteriormente. Yo no se por qué los policías no van a los bares a tomarse un trago y disfrutar de la fiesta como todos los demas, como en las series americanas. En el mundo latino, todas las veces que los veo vienen a arruinar la fiesta :(

Allí terminó nuestra aventura en Sant'Andrea, y silbando bajito volvimos pa las casas.



Besos,

Pao

Etiquetas: ,

2007-01-11

Final de Partida y más fotos

Últimos días en Uppsala. Todo lo bueno tiene un final... Pero antes, una rápida reseña de mis últimos paseos.

Viernes. Eva tenía que repasar su música del concierto de la noche, así que dejé espacio y me fui a yirar por la ciudad, en bondi. Paseé por los jardines del Castillo de Uppsala (slottet, en plano abajo) y me colgué a dibujar, con mis nuevos colores.


Entre las cosas curiosas del slott, los cañones que apuntan directamente a la catedral:


[El conflicto de las funciones, as usual]

Más tarde, me encontré con Magnus (un auténtico y jovencísimo bombón sueco). Tomamos un café y un sandwich en un bar precioso y típico de Uppsala cuyo nombre no recuerdo, y paseamos un poco por ahí. [Desde Uppsala me llega el eco del nombre del bar, Ofvandahls, un cl'asico abierto en 1878, gracias Eva].

[Magnus' beauty]

Al caer el sol, encontré mi camino hasta la iglesia donde se celebraba el concierto de final de Navidad (algo así como Reyes). Lindo, muy lindo!


[Vindhems Kyrka]

Después del concierto, marchamos a casa de Håkan y Tore a la fiesta del coro. Todas las coristas estaban presentes, los coristos también. Y niños e invitados o colados (mi caso, en este caso). Dada la tradicional costumbre sueca de cantar y brindar entre bocado y bocado a lo largo de la cena (grandiosa, entre paréntesis), en este caso, con los miembros del coro, las drinking-songs tenían un sabor especial. Y a medida que cantaban y brindaban al grito de "skål!", aumentaba el nivel de alcohol en sangre y el espíritu de improvisación, haciendo el canto menos técnico y más divertido.


[Skål! (algo así como "a tu salud")]

Como recordarán, en las casas suecas no se usan zapatos. Se dejan junto a la puerta. En esta cena había como 40 personas, y dado el susodicho alcohol en sangre, el hecho de que encuentren sus zapatos al final de la fiesta seguramente es una muestra de que a los dioses escandinavos les gustaron las canciones!!!

Los dueños de casa, adorables! Les dejé uno de mis dibujos de la Catedral de Uppsala de regalo :)


[Los Hush Puppies 7M son míos, podriais encontrarlos?]

Al terminar la fiesta, cada uno debe reconocer sus zapatos. Y no se aceptan Cenicientas! Tampoco vale olerle los suyos al prójimo en busca de los propios, como en la fábula de los perros!!!

Obviamente, casi nadie estaba en condiciones de manejar a la vuelta... Así que tuve mi primer y último paseo en taxi sueco. Éramos una pequeña banda volviendo para el mismo lado (sur) y, como tardé en encontrar mis zapatos, me tocó viajar en el baúl!!!


Un baúl sueco de taxi incluye asiento mirando hacia atrás, y cinturón de seguridad... No pensarán que viajaba con la caja de herramientas y la rueda de auxilio, eh!

Y después, a dormir la mona.

Sábado y domingo seguimos de yiro.

El sábado fuimos a buscar el auto, en bondi, donde nos encontramos con Magnus (los omnibuses suecos tienen horarios muy precisos y permiten hacer citas sobre ellos!). Fuimos a visitar Gamla Uppsala, los montículos funerarios de la edad de hierro, y el museo (que estaba cerrado cuando fuimos la primera vez). Además, enganchamos una "visita guiada" (en sueco!) a los túmulos, lo que nos permitió pisotearlos debidamente y sacar muchas fotos cual turistas japoneses (entre paréntesis, no vi ningún turista japonés en todo el viaje!!!).


Bosquecillo donde sacrificaban caballos, perros y humanos, colgándolos de los árboles en la época en que los dioses de la trinidad escandinava moraban en el lugar. Ahora se deben haber mudado a otros pagos, ofendidos por la destrucción de sus árboles sagrados y el reemplazo por simples y mortales abedules. De ahi lo de la bella y graciosa moza que marchó a lavar la ropa y encontró un jinete tan audaz que tras tomarla por detrás la colgó de un abedul... Aguanten les luthiers! (version libre; la original en otro lado).


Museo de Gamla Uppsala, con un diseño espantoso (precioso desde el punto de vista arquitectónico, horrible para recorrer, imposible para comprender...!). Las cosas más aburridas, los textos más largos, están en el primer piso.

Para cuando uno llega al segundo está agotado y con hambre. Las piezas originales son poquísimas, la mayoría son copias, los textos (la mayoría en sueco sin traducción al inglés) no necesariamente acompañan a las piezas, así que hay que dar vueltas y vueltas a las vitrinas, para ver la pieza y leer los títulos (ni hablar de descripciones o dataciones o explicaciones sobre uso y simbolismo de las mismas, ufa!). Mucha reconstrucción y poca información, salvo la que sobra definitivamente. Sin embargo, pese a todo, me gustó estar allí y ver el museo y trepar a los túmulos, reconstruídos luego de una serie de desastrosas campañas arqueológicas que nivelaron prácticamente el terreno destruyendo todo a su paso hasta encontrar... unos pocos huesos cremados, que mas!?

Y después los reconstruyeron y los hicieron un poco más altos, para impresionar. Sin embargo, toda la bastardeada de la ciencia no alcanzó para quitarle a Gamla Uppsala el aire de centro del poder y la magia de los reyes de antaño.


Después de tan agotadora excursión marchamos a por un café y un cacho de torta al célebre Odinsborg, bar y restaurant dieciochesco y pintoresco ubicado detrás de los túmulos.

Para la cena fuimos a casa de Anette y Henry -amigos de Eva- a cenar, en Hjälsta (al sudoeste de Uppsala). Linda gente, linda casa, linda zona, linda cena! Y un silencio... mammamia! No se escuchaba nada! Ni autos, ni grillos, ni pájaros... bah, el dueño de casa oyó pasar el último bondi, pero mis oídos urbanos no pudieron distinguir el rumor lejano del motor. Y hablando de cena, estab tan buena que ni me acordé de sacar fotos...

El domingo, fuimos a visitar Avesta, el pueblo natal de Eva, donde vive Kicki, a lo largo del río Dalecarlia. Almorzamos con ella, paseamos por el pueblo, vi bisontes europeos refugiados y el famoso caballo rojo que aparece en todos los puestos de turistas de Suecia!


[Dalahäst]

Avesta me pareció una ciudad muy bonita y pintoresca, y saqué toneladas de fotos que ya acomodaré en alguna parte. El escudo de la ciudad, no hace referencia a sus habitantes sino a las factorías de cobre y hierro ubicadas en la ciudad. Y yo que pensaba que era parte de su orgullosa herencia heterosexual que la diferenciaría del resto de los mitos de la libre sexualidad sueca (mitos, mitos, mitos...)!

Si no logran hacerse una idea de donde queda Avesta (y para convencerse de que no es el libro sagrado de los Parsis) acá va una señal orientativa:



Y el caballo Dala no es todo, también tienen un bisonte de acero!!!


Kissing Point, supongo, debería llamarse este recodo del río donde llevan a los turistas a sacar fotos ;)


[Vista de Avesta, desde el norte, supongo]


[Arrollo donde los patos mangan comida]

Después de un largo paseo volvimos a casa de Kicki a cenar, y a rociar nuestros estómagos con vino argentino en curioso packaging:


[Vino en tetra de 3 litros, elaborado según criterios ecológicos que a los suecos les encantan. El contenido, mejor si es de Mendoza!]

Después de la cena emprendimos el largo regreso a Uppsala. Agotadas!

El lunes, último día, decidí hacer un paseo ligero para recuperarme un poco de las excursiones anteriores. Visitamos la "playa" de Uppsala, donde las aguas no sólo no estaban congeladas sino que había windsurfistas!!! Bueh, viento no faltaba...


Se parece un poco a la Laguna de Monte, o estaré empezando a chochear con la abstinencia de terruño???

El martes, a hacer las valijas, almorzar el último salmón relleno con mandarinas y gengibre, y emprender la larga marcha hacia el sur, a tomar el avión de vuelta a Italia.

Despedidas de rigor, sin moquear pero con la sensación de haber dejado un morceau du coeur dans le frigó, abandoné la tierra del orden, el tránsito ordenado, los trenes a horario, el arenque, el schnapps, los abedules a rayas blanquinegras, los pinos de todo tamaño y color, los patos confundidos por el calentamiento global, las casas libres de humo y los pisos impecables de tanto andar en medias, las canciones de beber, y la hospitalidad y calidez de esas gentes que imaginamos frizadas por la latitud (Uppsala está más al norte que Tierra del Fuego al sur! Y eso que está al sur de la mitad de Suecia...), pero que con el efecto invernadero y el alcohol resultan mucho mas caldos de lo imaginado.



[Despedida en el aeropuerto de Skavsta, fotógrafa tembleque]

El vuelo de regreso, ok. Pero el retorno fue un viaje... de 19 horas!!! Salí el martes a las 13:30 de Uppsala, llegué el miércoles a las 8am a Fano, jetlagged like a drunken hamster, again!

La mayor parte del tiempo de viaje fueron esperas en estaciones italianas, 2 horas en Milano Centrale, más de 2 en Ancona, una y media en Fano para tomar el primer bondi de la mañana a las 7:20 (si tenes que laburar antes de esa hora, y no tenés auto, en Italia no existís!).


[Ancona, atenti a la hora!!!]

Por suerte, la última hora pude esperar en el tren, aburrida pero sin congelarme... jugando con la cámara de fotos, como se puede observar:

[Solarising effect, última opción de todos los botones que toqueteé durante la espera. Por suerte tenía pilas, otherwise, harakiri con el boleto!!!]

Pero lo peor fue la espera en Fano, que frio carajo...


Cerca de las 8 llegué a casa y encontré a Martin y Serena desayunando, asi que vino la primer ronda de relatos de viaje, unos mates y a dormir la mona hasta el mediodía. Más tarde, me reintegré al laburo y a la noche marché rumbo al bar, donde encontré a toda la banda d'amici fanesi, y otra vez la misma historia (con variantes, porque ni siquiera los encontré a todos juntos) como 8 veces!!!

Hoy, con esfuerzo, me levanté a la mañana para desayunar y arrancar el laburo temprano, almorcé con Dario y tuve ganas de siesta toda la tarde... Cené con Santiago y Maru y escribí toda esta sanata durante las últimas 4 horas, así que sabrán disculparme, pero aquí los dejo y me voy a dormir, siendo las 3 y media de la mañana...

Besos galore,

Pao

Etiquetas: , , , ,

2007-01-04

Estocolmo Real y bíblicas dificultades

Ayer fuimos a Estocolmo en visita relámpago, tomamos el tren (lindo, lindísimo tren), porque perdimos el bondi, y llegamos a la capital cerca del mediodía. Bah, pasado el mediodía, así que nos perdimos las campanadas del City Hall.



[City Hall y sol]




[City Hall y luna]

Paseamos por la ciudad, visitamos el Palacio Real (no es posible sacar fotos alli), bah, parte. Y caminamos, vimos caer el sol e iluminarse la ciudad con lucecitas de colores.



Más tarde, tomamos un bondi y fuimos a cenar a casa de Marie Luise, con quien aprovechamos para hablar en español (trabaja en la embajada de Guatemala, y vivió algunos años allí) y fumar dentro de la casa :D



Como se puede ver, bebimos parejo también y nos quedamos a dormir.

A la mañana siguiente marchamos rumbo a Uppsala, de regreso, en el segundo piso de un tren bien bonito!

No bien puse mis patas en Uppsala, marché a la Biblioteca a buscar las copias que me encargó mi caro amico Matteo, de un artículo publicado en Uppsala que parece ser inconseguible en Italia. Violando las leyes europeas de copyright, le fotocopié todo el artículo, devolví el libro y aproveché para pasear un poco por las bibliotecas vecinas, en una búsqueda infructuosa del Journal of Indo-European Studies. Resulta que, en la Carolina Rediviva (biblioteca principal de la Universidad de Uppsala), los JIES no están en el salón de journals, donde se puede revisar y chusmear todos los volúmenes, sino que están archivados, como los libros, y hay que pedirlos de a uno.



[Carolina Rediviva]

El primer problema es que los títulos de los artículos dentro de cada volumen no están en la base de datos computarizada, así que no hay manera de saber qué hay en cada uno, si uno no tiene esa información de antemano. Pero suponiendo que uno -en un brote de satori- supiera exactamente en qué volumen se encuentra lo que quiere leer (no era mi caso, ni sabía de antemano qué quería leer, sino más bien revisar y encontrar cosas que me tentaran para hojear y eventualmente fotocopiar), debe solicitarlos y esperar 24 horas para retirarlo. Eso si uno dispone de una credencial de la biblioteca, para lo cual hay que ser alumno de la UU o de alguna otra. El asunto de la credencial lo resolvió Eva, que conserva su calidad de alumna por un curso al que acudió hace no mucho. Eso me permitió pedir el libro que necesitaba Matteo.

Después de protestar vanamente por el asunto de la dificultad de acceder a los JIES, la señora que me atendió amablemente esforzándose en su mejor inglés me recomendó visitar la biblioteca de Humanidades, donde se supone que los JIES están en estantes abiertos, o sea, se pueden chusmear sin pedirlos de a uno.

Y allá marché. Desafortunadamente, la biblioteca de Humanidades cerraba a las 2pm, y yo ya no tenía mucho tiempo. Pero igual crucé el parque y allí llegué, rumbo a los estantes abiertos donde viven los elusivos Journals. Claro que en los estantes estaban sólo los últimos 5 números. Todos los demás estaban en una habitación cerrada, que me ofrecieron abrirme si necesitaba (y si hacía a tiempo, después de hojear los que estaban disponibles, cosa que no logré). Igual, encontré un par de cosas interesantes y algunas referencias. Con el feriado de Reyes (6 de enero) las bibliotecas tenían un horario especialmente reducido.

Así que a las 14 me patearon y salí a buscar comida, medio famélica a esa hora y cargando mi mochila desde el día anterior. Ubiqué un supermercado y salí con generoso sandwich y un litro de jugo de naranja en tetra(pak) que me devolvieron parte de la energía consumida. Corajudamente almorcé en el parque, vacío por la llovizna. A las 15 nos encontramos nuevamente con Eva y su amiga Gullog, que es prof de arqueología en la misma universidad, a tomar un café. Pasamos un rato agradable, y si no estuviera tan desilusionada de la vida académica y el mundo universitario, hasta lo consideraría un contacto fundamental! Pero la prof mencionaba la cantidad de papeleo y laburo de management que debía realizar, lidiar con presupuestos y catálogos, en vez de poder dedicarse a su pasión, excavar. Y yo escuchaba atentamente y pensaba cuánto deseo dedicarme nuevamente al arte y no al papeleo!!!

Luego regresé al rancho, con el equino exausto, creo. Esto fue hace varios días. Estoy atrasada con mis noticias...

Besos a montones,

Pao

Etiquetas: , , ,

2007-01-02

Fin de Año Norteño

Volvi a Uppsala después de una larga excursión por el cercano norte, sin osos polares pero con miles de fotos!

El 29 de diciembre rumbeamos hacia Hudiksvall, donde llegamos a tiempo para un almuerzo que continuo en cena y desayuno y almuerzo... comimos todo el tiempo!!! Y cosas tan deliciosas que no digo nada para que no sientan hambre y engorden de solo leer. Bueno, una síntesis nomás: salmón, arenque, ciervo, peras calientes con After Eights derretidos encima y helado! Ñami!!!



[Los cocineros y huéspedes, Kalle & Ing-Marie]



[Casa de campo, preciosa!]

Hicimos excursiones a la costa y al pueblo. Hacia un frio terrible junto al Báltico, pero no pude dejar pasar la oportunidad de tocar el agua, y beberla! No es nada salada! Parece que a los ciervos les encanta! Visitamos un pequeño pueblito de pescadores, vimos cisnes y tratamos de ver ciervos... pero el único que encontré estaba en el supermercado, embalsamado!



Pueden ver la serie de fotos en mi galería de imágenes.

De Hudiksvall marchamos a visitar a Kicki. Llegamos el 30 a Östervik, vecino a Lingbo, junto al lago Lingan, frente a la bahía de Österviksviken... Si no tuviera el mapa acá no podría reproducir estos nombres!!!

El pueblo de tamaño mediano más cercano es Ockelbo, y como Hudiksvall, se encuentra en Gävleborg, al centro-este de Suecia.

El 31 a la noche comimos (como si no hubiéramos comido suficiente los días anteriores, y como si no fuéramos a comer en los siguientes, my god!) en banda,



luego tuvimos show de fuegos artificiales,



y terminamos la noche con Quilapayún, a las 4am!!! (que para los estándares suecos es mucho decir... una trasnochada memorable!)

Entre los invitados había 2 fumadores, además de mí, así que complotados y congelados fumamos como chanchos... Hoy volví a la rutina de menos de 5 puchos por día, armados con poco tabaco para desintoxicarme de a poco ;)

El primero de enero (ayer), al caer la tarde, volvimos pa´ las casas, silbando bajito, tratando de digerir -cual boas- la cantidad de comida ingerida, y procesando lentamente el alcohol.

Hoy, martes 2, visité la Carolina Rediviva, biblioteca de la Universidad de Uppsala. No podía salir, un amor de colecciones!!! El frío, el hambre y la perspectiva de encontrar el camino de regreso, de noche, en bondi, y sola, me sacaron de entre las colecciones y manuscritos y me trajeron de vuelta, sana y salva y con los ojos llenos de títulos.



[Acceso a la Biblioteca]

De paso visité la exposición en el museo de la biblio, sobre la historia de la escritura, algunos manuscritos interesante y libros digitalizados que se pueden "hojear" en un display muy ingenioso, ampliar, leer comentarios y etcéteras. Y una colección de biromes desde las primeras hasta las últimas, biblias de plata, manuscritos persas con miniaturas, el mapamundi de Ptolomeo y otras delicias... :D

Pasado mañana retornaré a buscar un artículo que encargué, para llevarle al amigo Compareti, y seguir hojeando libros y revistas.

Mañana, segunda excursión a Estocolmo, a seguir visitando museos y recorriendo la ciudad, y creo que pernoctaremos allí, porque no estaremos en condiciones de manejar de regreso, por lo que tengo entendido que planean ;)

Besos y hasta la vista, babies,

Pao

Etiquetas: , , , , , ,