2006-11-27

Ni olvido ni perdón... Memoria

Estoy participando en mi primera muestra de Mail Art y mando este diseño en formato "postal" (10x15 B&N).



Parece que esto de estar lejos me hace repensar lo que significan las memorias...

O será que 30 años no es nada?

Anyway, aca les dejo esta postal desde la memoria.

Besos,

Pao

2006-11-26

En todas partes se cuecen nabos

Anoche, primera noche de mi nuevo emprendimiento en el Caffè. Y llegó la policia, con los carros y los tranvías. Primero llego un patrullero de Carabinieri -que ya habian estado la noche anterior, rompiendo los cocos en la puerta-. Se mueven de a 2, igual que en todas partes. Uno es gordo y otro flaco, uno bruto y el otro gentil, uno sabe leer... Empezaron a pedir los papeles del bar, a revisar todo, a escuchar desde afuera para ver si hacíamos "ruidos molestos", etc. Al rato, apareció un segundo. Después de un rato, parecía que el bar ofrecía happy hour de yutas, porque 4 canas en un lugar tan chiquito luce como un desfile! Pasado un rato, y viendo que todos los papeles estaban en regla y que no se les convidaba ni un café, se fueron por donde vinieron. O mas bien, los 2 nuevos, aburridos, se llevaron a los primeros que llegaron.



Afortunadamente, ninguno de los borrachos de rigor estaba haciendo ruido ni peleándolos en la puerta (cosa que a veces sucede), así que se fueron sin mayores incidentes. Nabos! Son provocadores y no tienen nada que envidiarle a nuestros Federales. Mas bien los azules envidiarían los Alfa Romeo de los locales. Y, probablemente gracias a la alimentación en base a pizza, saldrían empatados en un papi-futbol.

Por supuesto, todo el rato que estuvieron alli yo me mantuve sentada en mi silla, con los chicos (Martin, Serena, Santiago, todos de visita), sacando fotos como quien no quiere la cosa. Si encima encontraban una aprendiza laburando en negro terminábamos el sábado todos adentro...

Ahora, es hora de armar los proyectos para las próximas charlas y actividades, y ver cuánto cobrarlas, y todo eso...



Más noticias desde el lejano oriente, pronto, aquí.

Besos desde Rosciano, fracción de Fano,

Pao

2006-11-25

Un lugar en el mundo

Hola, es sábado y hubo sol. El otoño todavía nos regala hojas secas, calles doradas y soles cada día más insuficientes...

A partir de hoy y por un mes, haré una pasantía en el Caffè degli Scomposti. A cambio de un poco de ayuda y buena onda, y un poco de mediación y sensibilización, tragos, algo de comer y mucha experiencia y oportunidad para las relaciones públicas. Parte de la idea es montar una serie de actividades (rentadas) que atraigan gente y me den unos mangos al mismo tiempo, tipo clases, cursos, charlas culturales, etc. en las noches tranquilas de la semana.

Tengo la sensación de que va a ser una experiencia que me haga crecer, mientras construyo mi network y mi propio espacio desde aca, en este rincón, un lugar en el mundo. Y ojala crezca mucho, asi los visito y/o recibo pronto!

Besos desde Fano, ciudad de la Fortuna,

Pao

2006-11-22

En yiro por le Marche y alrededores

Despues de una larga semana de yiro, hoy Eva retornó al lujano norte y a mi se me acabó la joda y volví a la normalidad... Mi tour siguió el sábado por Gubbio (via Cagli) y mil vueltas buscando un puente romano señalizado a la italiana (y eso que ya nos habíamos perdido siguiendo los carteles de unas cuevas visitables. Los tanos ponen un cartel en algun punto al azar, con la indicación de un spot turístico. Cuando encontramos los lugares en los mapas (nunca en el terreno) resultan estar en lugares a los que no se llega ni por putas por el camino señalizado, a decenas de kilómetros (o más) en otra dirección. En Cagli no vimos nada mas que una vieja torre muy bonita y una serie de gatos zaparrastrosos. Era la hora de la siesta y los pocos transeuntes nos miraban con evidente sorpresa. Pero subimos a una montaña vecina, para ver el paisaje de los alrededores. Una especie de "Cima de los Vientos" llena de bosta de caballo (pero llena, llena!).

Gubbio, en cambio, nos pareció un hermosísimo lugar que visitamos durante un rato relativamente breve porque se largó una fuerte lluvia y tuvimos que encontrar el camino de regreso por callejuelas medievales y resbalosas, chapoteando. A la vuelta, después de muchas chapoteadas logramos encontrar un sitio para cenar BBB (bueno, bonito, barato), en Fossombrone. Y de regreso a Fano, a por unos tragos...

Domingo, almorzamos en casa de Serena, en Pesaro, delicias calabresas con Martín y Santiago, parlamos cocoliche e inglés -todo entremezclado!-, y después visitamos la feria de antigüedades, salimos de la ciudad por la ruta panorámica que zigzaguea sobre las montañas junto al mar y terminamos en Cattolica, un pueblito marítimo muy vivaracho y mucho más simpático que su nombre.

Lunes, visitamos San Marino y San Leo. Ambos lugares son muy bonitos... Pero la niebla nos saco corriendo... Bajamos de la montaña en medio de terrible nube y no se veia nada, ya de noche.

Martes, visitamos Ravenna y sitios aledaños, incluyendo San Apolinario in Classe, la tumba del Dante, etc. Ese tour fue una visita al pasado. Los sitios bizantinos (San Apolinario, y San Vitale y el Mausoleo de Gala Placidia a los que no pudimos entrar porque llegamos tarde, pero visitamos de afuera) me recordaron mis clases de historia del arte, alla lejos y hace tiempo, en la Belgrano... La tumba del Dante me trajo las palabras de Daniel, mi profe de italiano, quien respondia a mis porqués con la misma cantinela: "perche il Dante cosi l'ha voluto" :D

A la vuelta cenamos en Fano y pasamos otra ronda de tragos por el bar, donde nos cruzamos con un ingeniero escoces medio loco y con el volumen de alcohol en sangre de un buen scotch, terminamos la noche en su casa, con amiga, barman, etc. Nos tomamos un vino y volvimos zigzagueando por las calles de Fano (a pie, of course!).

Con resaca, y casi perdiendo el avión del mediodía deje a la Eva en el aeropuerto de Ancona y volvi, silbando bajito, a la rutina.

En el medio, recibí un llamado de la agencia de empleo de Pesaro. Buscaban empleada hispanoparlante, pero pretendían que fuera primer empleo o aprendizaje (calidad de aprendiz), supongo que para pagar menos... Conclusión, no creo que llamen. Pa pior, está en un lugar de acceso difícil, asi que no se si sea buen negocio, depende de cuanto cueste llegar hasta alla, y cuanto tiempo tome ir y volver. Veremos...

Besos desde Fanum Fortunae,

Pao

Etiquetas: , ,

2006-11-18

Babel

Hola, es tarde, son casi las 3am. Retorno, después de un par de días agitados.

Ayer llego de Suecia mi amiga Eva, y después de los reclamos de rigor en el aeopuerto de Ancona por la pérdida de su equipaje en Munich, dimos un paseo por los alrededores, volvimos a Fano y le mostré un poco la ciudad y sus encantos. Caminamos de aquí para allá, comimos una pizza, pasamos por el bar, nos encontramos con amigos y conocidos y cerca de la medianoche la dejé de regreso, agotada, en su hotel.

En el camino de vuelta, volví al bar a buscar la bici, que había dejado horas antes, después de buscarla en la estación de tren, donde la había dejado a la mañana. Linda ciudad, Fano. Poco afano :D

Obviamente, cuando regresé al bar, encontré más amigos y conocidos y otra cerveza, y otra amiga, y momentos tiernos, y fugas...

Así que volví a casa, con la Mulatona, silbando bajito y metabolizando el alcohol. Así como los autos funcionan a metano, nafta o gasoil, mi chiva parece funcionar a birra y si no prendo algo de camino no me trae de vuelta a casa. Afortunadamente la negra ya conoce el camino y lo hace de memoria, aunque su jineta esté ubriaca como una cuba. No como una cubana, entendámonos...

Hoy a la mañana voví al centro, busqué a Eva y marchamos a Urbino. Nos perdimos en una curva y no nos encontrábamos en el mapa, así es que decidimos preguntar al primer auto que pasara. Inmediatamente apareció una máquina y le preguntamos al autista cómo llegar a Urbino. Nos dio una explicación tan compleja (el autista, no la máquina), con retorno, 50 Km hacia atrás, tomar la autopista, que la primera rotonda, que la segunda, que la estación de servicio a la derecha, que el supermercado a la izquierda... que le agradecimos y decidimos volver a consultar el mapa, ya sabiendo en qué punto nos encontrábamos.

Afortunadamente, decidimos no seguir las complejas instrucciones del baqueano y confiar en nuestro criterio de murciélagos escáu. Seguimos adelante por el camino en el que estábamos y desembocamos derechito en Urbino, sin problemas, por una ruta preciosa entre campos y colinas, en la que nos detuvimos varias veces a sacar fotos, a entrar en pueblos pequeños donde cuentan turistas con una mano al año, derecho, derecho hasta llegar a destino. Una vez en Urbino decidimos evitarnos el engorroso problema del estacionamiento gratuito y la escalada de los muros de la ciudadela, y por 2,5€ aterrizamos en un puesto buenísimo donde dejamos el auto (alquilado en Ancona) a pocos metros de la entrada. Entramos a Urbino, yiramos un poco, fuimos hasta el punto más alto de la ciudad y, famélicas, encontramos -el probablemente único puesto- donde comer algo y reponer energías, ya que eran como las 4 de la tarde...

Con la caída del sol y del frio, emprendimos el camino de retorno. Decidimos volver via Pesaro, trazando una especie de U con respecto al camino de ida.

Durante el camino de regreso, ya llegando a Fano, recibí una llamada en mi celular, de una de las tantas agencias en las que dejé mis datos. Buscaban a alguien con perfecto español, un buen inglés y -obvio- italiano, para una empresa que hace negocios con España. El lunes a la mañana tengo una entrevista en Pesaro :)

Después, otra vez con hambre, salimos a buscar un sitio donde comer pescado. No fue fácil, ya que las opciones se limitaban a pizza o precios por las nubes. Y como no estábamos dispuestas a ceder a ninguna de las dos alternativas, seguimos caminando hasta encontrar un restaurante, cerca de la playa, que cumplía con los requisitos.

Pero claro, Fortuna y su sentido del humor nos jugaron la pasada de la noche, y aunque la comida estuvo bien, entre la tele con sus programas de berluscontertainment pedorro a todo volumen, y la máquina de café que sonaba como si la estuvieran matando, apenas terminamos el último bocado, huimos en busca de mejores aires. Y un trago, merecido, después de la larga jornada. Después de visitar 2 sitios y con ganas de conocer algo más, terminamos en un lindo bar under (literalmente, subterráneo, al que se accede bajando escaleras apenas iluminadas y de aspecto tramposón), de estilo irlandés, donde la música estaba también demasiado fuerte y competía codo a codo con el ruido del billar, y huimos después del último trago, a seguir nuestra charla sin la agradable compañía de Led Zeppelin.

Y esto de Babel a que viene? No a la última peli de Brad Pitt, que entre paréntesis, aunque lindos paisajes, deja mucho que desear, y el doblaje al italiano es espantoso!!! Viene a que desde hace dos días mi pobre y des­-descansada mente labura en 3 idiomas en simultáneo: español (operaciones básicas, como pensar y reflexionar), inglés con alguna palabra intercalada en sueco cada tanto, y su respectiva traducción de y al italiano. La parte más difícil es traducir los ingredientes de los platos de comida en el menú, ya que no tengo la menor idea de lo que significa en italiano, mucho menos como se dice eso en inglés, cuando en general se trata de cosas cuyos nombres desconozco -incluso- en español. Pese a todo logramos alimentarnos, bebernos unos tragos, ponernos al día con los chusmeríos y otros intercambios culturales, regresar sanas y salvas a nuestros respectivos hogares, llenar nuestras barrigas y nuestras mentes de material para ir digiriendo de a poco (salvo la pasta maldita, que en dos horas desaparece y vuelve un hambre...!).

Así las cosas, me voy a dormir y a soñar en lenguas. Y en un acto de herejía y abierto desafío a la autoridad divina, seguiré mañana en esta empresa de comunicarme pese a la voluntad del Señor, que se divirtió como una loca mezclando las lenguas, en Babel -a.k.a. Babilonia, ahora utilizada por la U.S. Army como base para sus bonitos y mortíferos Apaches-.

Besos, que descansen, y sueñen con los little angels.

Bye, y hasta la próxima,

Pao

Etiquetas: , ,

2006-11-13

Sobre ganarse el pan




Lunes, dia de volver a trabajar... Aunque a mi me dio por trabajar el fin de semana!

El sabado estuve coloreando cajitas durante todo el dia, y ahora tengo que salir a venderlas.

Ayer domingo hicimos una sesión maratónica y pusimos en linea el blog y website del Caffè degli Scomposti en versión "temporaria". Si el café sigue abierto después de noviembre, nos meteremos manos a la obra en un sitio completo (y, quizás, sin tanto rosa!).


Hoy a la mañana fuimos con Martín a una entrevista con la responsable de traer a los psicoanalistas mexicanos. La tipa pretendía conseguir descuentos sobre el presupuesto que le pasamos, o tratar de que laburáramos gratis, llorando la carta sobre su bajo presupuesto. De todas maneras, quedó en contestarnos esta noche... El evento es el jueves.

La semana pasada mandé un presupuesto para una web en España, y sigo tratando de cobrar la vendemmia :(


En el camino, encontré en una casa de compraventa de cosas viejas una valijita portalapices de Mafalda, una verdadera reliquia, de lata. Ahora tengo donde llevar mis colores ;)

Besos, y a ganarme el pan!

Pao

2006-11-05

Artes y partes

Ciao a tutti!
(Ojo, que en italiano ciao se usa tanto para el hola como para el chau!)


Esta semana fue parcialmente productiva, en cuanto a contactos y nuevos descubrimientos.

El martes hubo fiesta de Halloween y expuse un pequeño trabajo en la Piccola Galleria degli Scomposti. Era una historia resumida e historieteada de Jack Lantern, personaje que vaga entre el mundo de los vivos y de los muertos, alumbrado con un tizón del infierno metido en una calabaza, y de allí las famosas calabazas de Hallowe'en.

La fiesta estuvo muy linda, con personajes pintados y mascaras por doquier. Y mucho trago...

El dia siguiente fue feriado, e hice un picnic en un club de vela, en la playa, cerca de Pesaro. La tormenta anunciada llegó recién a la noche, pero pudimos aprovechar la tarde, sin sol pero con el último calorcito. Esa misma noche llovió y la temperatura bajó a 3C. Brrrrrr.......

Ahora hace frío, pero después de un par de días de sol mejoró notablemente. Jueves y viernes los dediqué a buscar trabajo activamente, mandar muchos mails con CVs a distintas empresas de toda Italia, ofreciendo mis servicios de webmaster y optimización de sitios web.

El viernes estuvo especialmente pesado, con la presión muy baja y todos los síntomas de una nueva tormenta. Tanto, que estabamos todos incazzati y haciendo chispas contra los metales. Dadas las circunstancias, aproveche parte de la tarde para bicicletear por la playa, ver la puesta del sol en el café del Puerto donde tuve un hermoso show de nubarrones rosados, y a la nochecita pasé por el Scomposti, donde me puse a pintar cajitas, con tanta suerte que vendí una a un pintor nubio que conocí allí, por 15€. Descubrí que es un lugar perfecto para trabajar y vender ;)

El sábado hicimos una excursión con Matteo y su amiga Sara la Bella a una comunidad de montaña donde hicieron 5 casas en las ruinas de una casa de campaña abandonada después de que toda la familia fue ammazzata durante la Segunda Guerra Mundial. Sin fantasmas, por lo poco que vimos.

El camino de regreso lo hicimos con una gigantesca luna que iluminaba la campagna de azul.

A la noche fuimos a una fiesta con clowns rumanos y después hubo baile. Y en esa noche de bailanta y alcohol encontré un compañero de baile que me hizo danzar como nunca nadie me había llevado, con revoleos, patas para acá y para allá, al mejor estilo hollywood! Fue muy divertido. Terminamos la noche (sin el bailarín, que se fue a dormir temprano) en el Bachelor, la disco tecnoo local. Nada muy espectacular para ver allí, salvo borrachos pegándose en la puerta. Un bajón. Quizás los viernes sea más tranquilo...

Hoy domingo fuimos con Martín, Serena, y 2 amigos, a la milonga. La edad promedio rondaba los 60. Había 2 grandes salones, en uno había clase abierta de tango con un profesor tano que dejaba bastante que desear. En el salón contiguo bailaban vals y otras cosas del estilo. A la Luli (mi nonna) le hubiera encantado. Me persiguió largo rato un vecchio baboso que además bailaba mal (o será que en comparación con el príncipe de ayer cualquier otro es un pato?).

Ahora me preparo para ir al cine, en mi primera excursión cinematográfica. Hasta ahora no había tenido muchas ganas, porque temía no entender nada... Ahora me estoy animando. Ya les contaré cómo me fue.

Besos,

Pao