2006-11-22

En yiro por le Marche y alrededores

Despues de una larga semana de yiro, hoy Eva retornó al lujano norte y a mi se me acabó la joda y volví a la normalidad... Mi tour siguió el sábado por Gubbio (via Cagli) y mil vueltas buscando un puente romano señalizado a la italiana (y eso que ya nos habíamos perdido siguiendo los carteles de unas cuevas visitables. Los tanos ponen un cartel en algun punto al azar, con la indicación de un spot turístico. Cuando encontramos los lugares en los mapas (nunca en el terreno) resultan estar en lugares a los que no se llega ni por putas por el camino señalizado, a decenas de kilómetros (o más) en otra dirección. En Cagli no vimos nada mas que una vieja torre muy bonita y una serie de gatos zaparrastrosos. Era la hora de la siesta y los pocos transeuntes nos miraban con evidente sorpresa. Pero subimos a una montaña vecina, para ver el paisaje de los alrededores. Una especie de "Cima de los Vientos" llena de bosta de caballo (pero llena, llena!).

Gubbio, en cambio, nos pareció un hermosísimo lugar que visitamos durante un rato relativamente breve porque se largó una fuerte lluvia y tuvimos que encontrar el camino de regreso por callejuelas medievales y resbalosas, chapoteando. A la vuelta, después de muchas chapoteadas logramos encontrar un sitio para cenar BBB (bueno, bonito, barato), en Fossombrone. Y de regreso a Fano, a por unos tragos...

Domingo, almorzamos en casa de Serena, en Pesaro, delicias calabresas con Martín y Santiago, parlamos cocoliche e inglés -todo entremezclado!-, y después visitamos la feria de antigüedades, salimos de la ciudad por la ruta panorámica que zigzaguea sobre las montañas junto al mar y terminamos en Cattolica, un pueblito marítimo muy vivaracho y mucho más simpático que su nombre.

Lunes, visitamos San Marino y San Leo. Ambos lugares son muy bonitos... Pero la niebla nos saco corriendo... Bajamos de la montaña en medio de terrible nube y no se veia nada, ya de noche.

Martes, visitamos Ravenna y sitios aledaños, incluyendo San Apolinario in Classe, la tumba del Dante, etc. Ese tour fue una visita al pasado. Los sitios bizantinos (San Apolinario, y San Vitale y el Mausoleo de Gala Placidia a los que no pudimos entrar porque llegamos tarde, pero visitamos de afuera) me recordaron mis clases de historia del arte, alla lejos y hace tiempo, en la Belgrano... La tumba del Dante me trajo las palabras de Daniel, mi profe de italiano, quien respondia a mis porqués con la misma cantinela: "perche il Dante cosi l'ha voluto" :D

A la vuelta cenamos en Fano y pasamos otra ronda de tragos por el bar, donde nos cruzamos con un ingeniero escoces medio loco y con el volumen de alcohol en sangre de un buen scotch, terminamos la noche en su casa, con amiga, barman, etc. Nos tomamos un vino y volvimos zigzagueando por las calles de Fano (a pie, of course!).

Con resaca, y casi perdiendo el avión del mediodía deje a la Eva en el aeropuerto de Ancona y volvi, silbando bajito, a la rutina.

En el medio, recibí un llamado de la agencia de empleo de Pesaro. Buscaban empleada hispanoparlante, pero pretendían que fuera primer empleo o aprendizaje (calidad de aprendiz), supongo que para pagar menos... Conclusión, no creo que llamen. Pa pior, está en un lugar de acceso difícil, asi que no se si sea buen negocio, depende de cuanto cueste llegar hasta alla, y cuanto tiempo tome ir y volver. Veremos...

Besos desde Fanum Fortunae,

Pao

Etiquetas: , ,

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

No olvidar al Lobo de Gubbio, muy amigo de San Francisco de Asís...

Saludos desde Hispania, otra provincia del Imperio Romano...

10:41 a. m.  
Blogger Pao said...

No lo olvidamos, al lobo de Gubbio. Dicen que tuvo un affaire con la loba capitolina y después del escándalo de los gemelos el lobo se mandó a mudar.

Estuvo viviendo un tiempo en el bosque hasta que tuvo una desafortunada situación con un cazador que tiempo después fue denunciado por maltrato de animales y abuso sexual agravado de ancianas.

Parece haber habido una manifestación encabezada por el lobo y una serie de colegialas con capuchas rojas que se enfrentó violentamente con la guardia forestal.

Después de los incidentes se lo volvió a ver en compañía de tres cerditos de mala reputación y terminó preso por destrucción de propiedad privada.

Desde hace unos años vive en Berlín y pasa las noches emborrachándose con Hansel y Gretel...

4:17 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home