2009-05-13

La Otra Mejilla IV

Mi respuesta a la respuesta de la USAL. Otro capítulo de esta novela en etapas:


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 5 de mayo de 2009.-

Rechazo términos de su Carta Documento Andreani, que lleva el código identificatorio +6079281-2, de fecha 22/04/2009, por falsa, maliciosa e improcedente.

Ratifico mi anterior comunicación en todos sus términos, y especialmente el rotundo rechazo a vuestro despido dispuesto basado en la discriminación a la subscripta.

También rechazo sus restantes dichos, en cuanto pretende engañosamente salir indemne de la situación y endilgarme falsas acusaciones, cuando la realidad es que el motivo de la desvinculación de la subscripta lo ha sido vuestra explícita discriminación, la que persiste a la fecha, todo lo cual se desprende de sus propios dichos, los que Ud. expone sin tapujos de ninguna naturaleza.

Resulta intolerable que en el siglo XXI todavía se produzcan situaciones como estas, que se suponían finalmente desterradas. Lamentablemente, vemos que no es así.

Los vanos intentos de vuestra parte de pretender justificar que su conducta no sería discriminatoria, mencionando para ello supuestas cátedras que se dictán en la Universidad, y poniendo burdos ejemplos de otras doctrinas religiosas (como si ello lo exculpara a Ud.), no resultan conmovibles, ya que la realidad es que Ud. me ha despedido a consecuencia de mis expresiones, las que he vertido a título personal y en el marco de la libertad de expresión que rige en todo Estado de derecho. Que en vuestra Universidad se de lugar a ciertas materias ello es por simple conformación de un programa avalado y autorizado por las autoridades pertinentes para que Ud. expida títulos universitarios de alcance nacional.

Por otra parte, mal puede Ud. pretender, en una comunidad organizada, el no permitirme expresar mis ideas, diferentes a las suyas, conjurando de ese modo el temor a la exclusión en virtud del disenso.

Es por ello que deberá Ud. responder por los daños y perjuicios generados a mi persona y, sobre todo, para aleccionarlo y evitar que las repita con otros en el futuro.

Atento lo expuesto, y conforme lo normado por el art. 1º de la ley 23.592 y demás normas de raigambre constitucional e internacional aplicables, hágole saber que accionaré judicialmente a fin de solicitar se me reinstale a mi puesto de trabajo y se me indemnice por los daños y perjuicios sufridos, con más la percepción de los salarios caídos hasta que se efectivice la reincorporación peticionada.

Asimismo le reitero que constituyo domicilio legal para todos los efectos del presente en el Estudio Jurídico de los Dres. Marcelo A. Orbaj y Debora S. Szlit de Orbaj, sito en Av. Corrientes xxxxxxxxxxx (C1046AAO), C.A.B.A., donde deberá Ud. remitir su respuesta postal.

Queda Ud. debidamente notificado. - Paola Estefania Raffetta - D.N.I. 23.xxx.xxx – C.U.I.L. 27-xxxxxxx-0

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Busca un analista, o alguién que te ayude con toda la bronca que tenes dentro.

SI TE MANDASTE UNA CAGADA ACEPTALA.
AHORA INICIAS JUICIO Y LA UNIVERSIDAD ESTA EN TODO SU DERECHO DE DESVINCULARTE.

UNO DE LOS GRANDES PROBLEMAS DE LOS ARGENTINOS ES QUE NO ACEPTA LAS NORMAS.

Que lastima.

12:47 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home