2008-04-27

Ved en trono a la pobre igualdad

Hola,

Es sabado a la noche, o domingo a la madrugada, y me da fiaca salir sola en esta fría noche otoñal, más allá de los 200 metros que me separan de un poco de nicotina... así que aprovecho para compartir con ustedes algunas de mis trasnochadas reflexiones.

Resulta que mi amorcita está aprendiendo los cantos patrios en la escuela (incluyendo el recientemente incorporado al repertorio macrista oficial de desafinamientos, el mismísimo himno a Sarmiento!). Los quiero ver explicando crípticas expresiones decimonónicas del estilo "ved en trono a la noble igualdad... y en su pecho, la niñez de amor un templo...", puf! Ya se me mezclan... Gloria y loor o juremos con gloria morir!!!

Pero yo me quedé boyando con la noble Igualdad. El hecho de que sea noble ya es sospechoso. La idea de nobleza se basa en el concepto de la sangre azul de esos personajes de las revistas españolas descendientes de los ancestros de algunos de nuestros héroes escolares (Ay! ya me estará pegando el Bicentenario???), distintos a la gente comun... Y no me vengan con que es alguna de las 7 acepciones no monárquicas de "noble", porque clarito dice, "ved en trono a la noble igualdad..(...) Y sobre alas de gloria alza el pueblo / Trono digno a su gran majestad." Asi que cuando dice noble, creo que no quiere decir Igualdad sino Monarquía.

Pero volvamos a la igualdad: "
Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos". Nacen. Pero después, ya nunca más son iguales... hasta me atrevería a decir que somos bien distintos ya desde antes... despues de todo, algunos salen nenes, otras salen nenas, otros salen de a pares, etc. Y no debe ser lo mismo nacer de un vientre cómodo que compitiendo con otros 5 por ese espacio minúsculo!

Ok. Libres es fácil. Iguales en dignidad y derechos, también. Ahora, yo me pregunto: eso nos hace iguales? No! Recuerdo ahora a mi profe de gimnasia de 1er año del colegio (para el registro: Liceo 9, ex de Señoritas, 1987). Ella tenía una tablita como una regla, pegada a un cajón de manzanas colocado boca abajo. Las niñas debíamos sentarnos en el suelo, piernas estiradas, plantas de los pies contra el cajón, bajo la tablita. Había que elongar para pasar 17 centímetros más allá de las medias!!! Y si no pasabas, te llevabas el objetivo a examen. Teníamos objetivos, y plazos: diciembre! Yo jugaba al softball en Muni, entrenaba 5 veces por semana y jugaba sábados y domingos para un club y alguna selección. Ejercicio y gimnasia no me faltaban, pero no llegaba a los malditos 17 cm, ni dejándome crecer las uñas como anacoreta!!! Y asi empezaba el verano, tratando de superar el -10, ay! Todavía me faltaba estirar los músculos unos 27 cm antes de Navidad... imposible! Sin embargo, sólo pedían 15 lagartijas, y yo podía ofrecerle plagas completas... Nunca logré cambiar lagartijas por gemelos, y pasé veranos en el gimnasio del colegio, calor, techo de chapa... igualdad. 17cm o dunga-dunga! Claro, despues supimos que nuestra profe era también trainer de colimbas en el regimiento de Campo de Mayo, ay! ay! ay! Madonna!!! Llena eras de gracia! (Off topic: a ella también le pasó el tiempo! Recuerdan que solía bailar?)

En ese mismo colegio lleno de democracia e igualdad a fines de los 80, los baños eran del estilo letrina (si, esos de agujero en el piso) con puertita batiente a media altura, asi que tu agüita amarilia salpicaba en público, ouch!. Tenía un compañero en silla de ruedas. La igualdad se fue al carajo la primera vez que el chico quiso hacer pis. No era igual a los demás a la hora de usar el baño. Terminó pasándose a una escuela especial, con baños con puertas por donde entrara la silla, con gimnasios más accesibles que nuestro segundo piso por escalera, etc. Ya no fue igual. Bye bye integración, hello discriminación.


Pensamiento discriminativo

Si esa gente tan ilustrada, aquellos a quienes gloriamos y loamos, hubiera discriminado un poco más, hubieran visto que la gente no es toda igual. Es bien distinta, y por tanto tiene necesidades distintas, capacidades distintas, puntos de vista distintos, ergo gustos distintos, caprichos diversos, encantos propios...

Pero no es cuestión de pedirle al sistema Sarmientino que vaya a reconocer la diversidad... o si?

Ved en trono a la noble diversidad!

Como regalo de despedida les dejo una versión trasnochada para hacer karaoke con el Himno de Charly:

Oí y mostrales el grito sagrado:
¡Libertad, Libertad, Libertad!
Oíte el ruido de rotas cadenas,
Ve en el trono a la diversidad.

Y los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener,
A esos tigres sedientos de plata
Libres pechos sabrán oponer.

¡Ya sus promos y vicios sufrieron
Las provincias sumidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino Salud!

Seran ciertos los laureles
Que supimos conseguir?
Coronados de gloria vivamos,
procuremos diversos vivir.

En cuanto al Himno a Sarmiento en las escuelas, les dejo para la lectura esta joyita de Osvaldo Bayer, "De Sarmiento a Luis Palau" (Página/12, 15 de marzo de 2008, Buenos Aires, Argentina).

Besos. P.

Actualizado el 24/5/08, (Feliz cumple, Dylan!)

Etiquetas: , , , , ,

1 Comments:

Anonymous gu gu said...

Muy bueno pao!

Gu y Gu

5:10 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home